Stone Giant: la banda que formó un argentino en Berklee llega a Buenos Aires

La banda hard rock, formada por el argentino Sebastián Fernández en la escuela de Boston, desembarca por primera vez en el Lollapalooza 2016

Lunes 29 de febrero de 2016

Screen Shot 2018-01-04 at 12.26.50 AM.png

Fue noticia el 10 de mayo de 2014. El Berklee College of Music, famoso conservatorio de Boston en el que estudiaron estrellas mundiales, le otorgó un Doctorado Honorario a Jimmy Page en una ceremonia especial donde varias bandas de alumnos tocaron temas de Led Zeppelin como homenaje. ¡con el legendario guitarrista sentado en la fila 5! Entre esos afortunados -y acá viene el momento chauvinista- estaba Sebastián Fernández al frente de Stone Giant, grupo hard rock que comparte con un brasileño (Joao Nogueira, teclados), un chileno (Pepe Hidalgo, batería) y un portugués (Pedro Zappa, bajo). Se despacharon con "The Ocean", clásico de Houses of the Holy. Para el final del show, un combinado de todos los músicos cerró con "Stairway to Heaven" y Sebastián se encargó del solo de la canción. "Fue el mejor momento de mi vida", cuenta, sentado en un bar de Palermo, de paso por Buenos Aires. "Ensayábamos cuatro horas por día los temas. Ese solo lo practiqué durante semanas; me iba a dormir y lo tenía en la cabeza, me despertaba y seguía sonando, era una locura". ¿Y Page? "Estaba muy emocionado el chabón, se sintió honrado por la mención que le dieron, porque toda su influencia viene del blues norteamericano".

Rebobinando la historia, Sebastián es de San Fernando y se fue a estudiar a Boston en 2010, con la idea de armar su propio proyecto musical. "Me acuerdo que en una de las primeras clases, un profesor nos preguntó a cada uno para qué íbamos a Berklee y yo le respondí: 'Para formar un supergrupo'". Al primero que conoció ahí fue a Joao, un brasileño que llevaba puesta una camiseta de la selección argentina. Un día empezaron a hablar de sus bandas preferidas (Led Zeppelin, Black Sabbath, Pink Floyd) y nació la idea de juntarse a tocar. Después, sumaron a Hidalgo y a Zappa, y cerraron filas. El nombre del grupo surgió de unas criaturas del El Hobbit. "No soy muy fanático de la saga de El Señor de los Anillos, pero Joao fue a ver la última y volvió con esa idea. Nos gustó cómo sonaba", recuerda Sebastián. Escribieron 40 canciones (todas cantadas en inglés) y eligieron un repertorio de 12 para su primer disco. Lo grabaron en New Jersey y lo mezclaron en Abbey Road, con ayuda de un argentino que trabaja allá, Alex Lang. "No lo podíamos creer. Fuimos al famoso Studio Two y tocamos el piano donde se grabó 'Lady Madonna'. Muy surreal todo".

La posibilidad de presentarse en Buenos Aires como parte de la grilla del Lollapalooza 2016 significa mucho para Sebastián, que por primera vez va a poder mostrar en su país todos los frutos que cosechó estos años. "Es algo que siempre lo soñé. Yo me fui para allá, pero mi objetivo era volver acá para tocar. Y lo busqué, lo busqué mucho, es algo que me imaginaba que iba a pasar dentro de cinco años. Se dio todo muy rápido, fue una gran sorpresa", asegura.

¿Cómo es un día de escuela en Berklee? ¿Hay algo de School of Rock?

Hay de todo. Al haber nacido como una escuela de jazz, hay tipos que son unos animales y van a perfeccionarse. Algunos tratan de ser algo que no son. En mi caso, yo venía de tocar mucho Hendrix y Page, y ahí me la pasaba tocando Charlie Parker y Wes Montgomery. Me abrí al jazz, pero me estaba aportando algo que no quería. De un día para el otro, dije: "Chau, hago rock" y me focalicé de vuelta en lo que me gustaba.

¿El nivel es tan exigente como se cree?

Sí, pero si practicás el tiempo necesario, te va bien. No es lo que se imagina todo el mundo. Hay gente muy buena, y gente que se pierde y se va. Primero liquidás todo lo que es el "ear training", escuchar cosas y escribirlas, solfeo, armonía. Y después hacés una especialización, que en mi caso fue "songwritter".

¿Cómo era tu rutina?

Estaba full-time en la universidad, tenía clases todos los días, y después ensayaba con los chicos. Fueron cuatro años. Ahora estoy viviendo en Nueva York y tengo una productora de shows. Me encanta llevar artistas y producir eventos. Hemos llevado a Fito Páez y a Jarabe de Palo a Boston. A veces, si produzco el show de una banda de rock, meto a Stone Giant de telonero. Una vez le abrimos dos shows a los Enanitos Verdes, en Washington, frente a un público que era todo latino, ¡y pensaron que nosotros éramos yanquis!

¿Tenés algún referente nacional?

Pappo. Se los ponía a mis compañeros de la escuela y me preguntaban qué era eso, porque hay algunas suyas que son medio Hendrix, medio Black Sabbath. Nunca fui muy expuesto al rock nacional, siempre fui muy terco con el rock clásico. Mi profesor de guitarra, cuando era chico, fue Baltasar Comotto. Me daba clases cuando tenía su trío de jazz.

¿Cómo se preparan para el Lollapalooza?

Vamos a ir 10 días antes a Buenos Aires, quiero cocinarles un asado a los pibes y llevarlos a La Bombonera. Vamos a ser de las primeras bandas del festival, no sé cuánta gente va a haber. De chico escuchaba Eminem, así que tengo ganas de verlo. También a Noel Gallagher, porque estuve en el show de Londres que Oasis canceló y se separó. Y me gustaría hablar con los Eagles of Death Metal, después de la situación tan difícil por la que pasaron en París.

¿Qué planes tienen para los meses siguientes?

Girar, girar y girar. Vamos a tocar por Estados Unidos y Europa, en todas las ciudades que podamos. Quiero estar de gira todo el año.

Por Nicolás Igarzábal

Link : http://www.rollingstone.com.ar/1875369-stone-giant-la-banda-que-formo-un-argentino-en-berklee-llega-a-buenos-aires