Track of the Day: "We Don't Talk About it"

Track of the Day: We Don’t Talk About It – Stone Giant

I interviewed Stone Giant back in 2015 when I was blogging for the UK Arts Directory. I was excited to discover that they released a new song in December. “We Don’t Talk About It” is a fantastic foot-stomping rock track.

You can buy a copy of the song on iTunes: https://itunes.apple.com/us/album/we-dont-talk-about-it-single/1321192311

Stream on Spotify: https://open.spotify.com/album/7zeVHa8RuXVp4UghowTcro

The Band are currently working on a second album. If you haven’t heard their excellent debut album, you can stream/buy it on Bandcamp: https://stonegiantband.bandcamp.com/releases

 

Stone Giant to perform at Mercury Lounge NYC

Screen Shot 2018-01-08 at 6.25.04 PM.png

From the Hard Rock Cafe to the House of Blues, Stone Giant has been unleashing the downtrodden tales of their 2015 debut album. Underlying the harsh, raspy vocals of Sebastian Fernandez is an outcry of a despair, longing, and the strength to move on. Join them as they rock the Mercury Lounge on November 2nd, and check out their single "LDG" down below! - Ashley Muniz 

LINK: http://newengland.thedelimagazine.com/25938/stone-giants-perform-mercury-lounge-112

Revival Rockers Stone Giant play Communion Showcase at Rockwood NYC

Screen Shot 2018-01-08 at 6.25.04 PM.png

Brooklyn-based rockers Stone Giant make you question what decade you're in. With their late '60s/early '70s swagger, hippie hair, and Sebastian Hernandez's crunch-tastic vocals, you'd think Led Zeppelin and Soundgarden finally had a baby. They enjoy a healthy following in South America, having toured extensively in Brazil and Argentina, but they remain underappreciated in the New York scene. If you attend one of their live shows, you'll feel their infectious energy and probably also see a few die-hard fans rolling in the mud Woodstock-style. Or maybe that will be just an hallucination caused by the non exactly legal substances floating in the air... The group will be performing at the upcoming Communion residency at Rockwood Music Hall - old style rockers shouldn't miss it! - Meghan Rose

LINK: http://nyc.thedelimagazine.com/32825/revival-rockers-stone-giant-play-communion-showcase-rockwood-on-1205

WIZARD

Martes 22 Marzo, 2016

Screen Shot 2018-01-04 at 12.21.04 PM.png

Los hard roqueros de Stone Giant nos presentan las tomas de 'Wizard', otro de los sencillos destacados de su álbum debut homónimo, el que ya puedes revisar en Rockaxis.com. Tanto este, como el resto de los tracks de dicho esfuerzo, fueron presentados en dos ediciones del festival Lollapalooza (Argentina y Chile) con buenas críticas al respecto. Nacidos en Boston a mediados del 2013 "en los pasillos de Berklee College of Music", según dicta un comunicado, se compone por las voces y guitarras de Sebastián Fernández (Argentina), Joao Nogueira (Brasil), Pedro Zappa (Portugal, bajo) y la batería de Pepe Hidalgo (Chile).

LINK: http://rockaxis.com/rock/videos/stone-giant/wizard

STONE GIANT EN LOLLAPALOOZA CHILE 2016 [CLSK REVIEW]

por Carolina

Marzo 23, 2016

De los setentas a la actualidad

Screen Shot 2018-01-04 at 12.14.50 PM.png

Nuevamente el escenario del Teatro La Cúpula dejó la vara alta en cuanto a rock cuando Stone Giant se tomó el escenario e inundó de buena música todo el lugar. Cuando cuatro músicos se juntan a hacer lo que más les gusta y además provienen de distintas partes del mundo, las influencias musicales se conjugan y se enriquecen, dando como resultado algo novedoso que homenajea al pasado.

Con un disco bajo el brazo desde el año pasado, pero con sobra de talento, Sebastián Fernández en la voces y guitarra, Joao Nogueira en teclados, Pedro Zapa en bajo y el representante nacional Pedro Hidalgo en batería, a nuestro gusto fueron la revelación musical de este año en Lollapalooza.

Esta presentación tuvo la fortuna de poder contar con casi todo el disco y en su orden original, abriendo el show con “Wolf”, seguida de “Evil Son”, con reminiscencias de Pink Floyd e incluso de Rush, pero con gestos musicales únicos e irrepetibles que le dan un sabor distinto en todo momento

Fue una metralleta de temas que impulsaron la euforia de todo el público, quienes en “L.D.G.” se dejaron llevar por el in crescendo de la canción hasta llegar a un clímax musical que los llevó a la última parte del show, derrochando energía en la batería y en el teclado, los dos personajes más histriónicos de la banda.

El bajista, sumergido en su música se destacó por la seguridad en emplear sus notas, con un frontman que sostiene una voz raspada y a la vez muy entonada, de melodías y fraseos que componen un quinto instrumento, una voz única que hoy en día se agradece bastante, cultivando el idioma del lugar en que se reunieron como grupo: Boston.

Son un grupo relativamente nuevo que ya con su primer trabajo de estudio dejaron huellas en cada uno de los asistentes, quienes de seguro los buscaron en las redes sociales para poder estar al tanto de sus novedades, presentaciones, videos y ojalá una nueva visita por aquí. Rock puro que proviene de cuatro mentes creativas, las que en conjunto le otorgan dinamismo y se transforman un mismo cuerpo frente a la obra de su primer disco.

A continuación te dejamos con la playlist que incluye los temas que tocaron en esta oportunidad, además de invitarte a que veas nuestra CLSK Galería con todos los registros fotográficos de la segunda jornada en Lollapalooza 2016.

LINK: https://chileanskies.com/2016/03/stone-giant-en-lollapalooza-chile-2016-clsk-review/

 

Sebastián Fernández, de Stone Giant: La cara argentina de una multinacional del rock

El frontman de la banda de Boston, que tocará en el Bue, en diciembre, cuenta cómo pasó del fútbol bonaerense al rock neoyorquino.

Screen Shot 2018-01-04 at 12.41.01 AM.png

En un momento dudó. Lo suyo podía ser la distorsión de una guitarra eléctrica o el armado de un equipo como número cinco desde el mediocampo. Sebastián Fernández es argentino, de la Zona Norte del Conurbano, y cuando terminó el colegio, luego de un par de experiencias en bandas, decidió darle a su pasión un marco teórico y viajó a los Estados Unidos con la idea de empezar la carrera de "songwriting" en el Berklee College of Music de Boston.

"Soy de Boca, y si me preguntás un referente del fútbol te nombraría a Fernando Redondo. Una vez tuve la suerte de jugar con él en la quinta de Macri", cuenta hoy el frontman de Stone Giant, la banda con mayoría de miembros latinoamericanos con base en Nueva York, que tocará por tercera vez en Buenos Aires -Lollapalooza y Personal Fest 2016 fueron sus visitas anteriores- en el marco del Festival Bue que se realizará los días 15 y 16 de diciembre, en Tecnópolis.

La banda de rock stoner está terminando su segundo álbum, el heredero de su debut homónimo de 2015. Entre sus influencias se cuentan nombres como Led Zeppelin y Black Sabbath o Pappo; tan cercanos en la intención como distantes en los kilómetros que separan sus orígenes. Justamente es con el viejo Jimmy Page, que Sebastián tiene una increíble historia para contar nacida de un romance con una chica de la Escuela Lincoln, de La Lucila.

"Para las graduaciones en la universidad siempre invitan a una celebridad. Fueron tipos como Steven Tyler, B.B. King, Willie Nelson, Sting, entre otros. Y como en Buenos Aires yo había estado de novio con una chica que era sobrina de Jimmy, a través de ella lo pude conocer, pegamos onda, viajé a Londres, estuve en su casa y propuse un homenaje para él para mi graduación. Terminamos tocando Led Zeppelin para miles de personas, con Jimmy Page en la quinta fila", cuenta. Así fue que Stone Giant se dio el lujo de tocar en vivo para uno de sus grandes referentes del rock mundial. Segundo sueño cumplido para él: ya había tirado paredes con sus dos ídolos: el del rock y el del fútbol.

Stone Giant es un experimento universitario. La banda se gestó en su primera clase en Berklee, cuando Sebastián vio entrar a un pibe que llegaba tarde, con pelo largo y una remera de Argentina. Era João Nogueira, actual tecladista de la multiétnica banda. "Apenas terminó la clase me le fui al humo, y resultó que era brasileño. No entendía nada, pero compartíamos los mismos gustos musicales. Ese fin de semana fuimos juntos a ver a Roger Waters, y nos propusimos armar una banda de rock. Hay un video de YouTube dando vueltas, donde está João en el mundial de Río con una banda de amigos brasileños con camisetas argentinas porque les gusta nuestro fútbol. Allá los querían matar", recuerda risueño.

La banda terminó de conformarse con el bajista portugués Pedro Zappa y el baterista chileno Pepe Hidalgo. Una pequeña multinacional del rock en varios sentidos, porque además de su tarea como guitarrista y cantante, Sebastián armó una productora de eventos y le interesa el "rock business".

"Para entrar en Berklee y tenés que entrar sí o sí como instrumentista y hacer una audición. Yo fui con la guitarra y unas composiciones mías y elegí la orientación de 'Songwriting'. Y me sirvió mucho, porque en definitiva, en este negocio la canción es el producto. En cierta forma, me permitió entender eso. Que Jimi Hendrix no es quien es porque sí, sino porque fue el autor de Hey Joe (sic) o Voodoo Child".

Para Stone Giant, venir a tocar a Buenos Aires no será una fecha más. De la mano del cantante, la banda que en Nueva York mueve entre 500 y 800 personas en cada presentación, aquí se siente como local. "Es muy flashero tocar en la Argentina, estuvimos en grandes festivales, cruzándonos con bandas muy importantes de todo el mundo, y te das cuenta de que son personas comunes y corrientes como cualquiera de nosotros", dice.

Bien por él, que acompañó su suerte y su destino eligiendo acertando en las decisiones clave de su vida. Probablemente, en el fútbol no hubiera tenido la misma suerte. "La pegué. Desistí del fútbol cuando me di cuenta de que el equipo con el que jugaba la liga de fin de semana con mis amigos era mejor que el de la universidad".

Link: https://www.clarin.com/espectaculos/musica/sebastian-fernandez-stone-giant-cara-argentina-multinacional-rock_0_H1T3MYtsZ.html

A días de su show en el BUE, Stone Giant lanza un furioso single: “We Don’t Talk About It”

Por

Lisandro Ruiz Díaz

 07/12/2017

Screen Shot 2018-01-04 at 12.38.16 AM.png

A pocos días de su regreso a la Argentina para presentarse en la primer jornada del festival BUE, los Stone Giant lanzaron un adelanto de su próximo disco. Se trata de “We Don’t Talk About It”, un single que muestra una faceta aún más heavy y desatada de la banda, quizás también un poco más moderna a lo que nos tienen acostumbrados.

La banda ya había comentado en algunas entrevistas que su segundo álbum (el sucesor de su disco debut homónimo, que presentaron en los Lollapalooza de Argentina y Chile) tendría más intensidad y más ruido, y este nuevo single es una garantía de ello.

Stone Giant está formada por el porteño Sebastián Fernandez en voz y guitarra; el brasilero Joao Nogueira en teclados; Pedro Zappa en el bajo, desde Portugal, y el chileno Pepe Hidalgo en batería. Los cuatro se conocieron estudiando en el Berklee College of Music de Boston, Estados Unidos.

El viernes 15 serán parte del line up del festival BUE en Tecnópolis, junto a Arcade FireMark Ronson vs. Kevin ParkerThievery CorporationÉl mató a un policía motorizado y muchas más.

Pasá a leer nuestra entrevista con Stone Giant: “Volver a Argentina siempre es una motivación“.

Link: http://www.indiehoy.com/canciones/dias-show-bue-stone-giant-lanza-furioso-single-we-dont-talk-about-it/

Stone Giant: “Volver a Argentina siempre es una motivación”

Por

Lisandro Ruiz Díaz

 24/07/2017

Screen Shot 2018-01-04 at 12.35.58 AM.png

Los Stone Giant que vamos a ver en el festival BUE en diciembre tienen poco que ver con la banda que visitaba nuestro país, por primera vez, hace poco más de un año. Sí, son los mismos cuatro músicos de cuatro países distintos -uno, el líder Sebastián Fernández, argentino- y uno de los pocos bastiones a través del que el hard rock más clásico aún pulula nuevas canciones. Aún defienden el rock de guitarras (de instrumentos, bah) por sobre la música hecha con botones y aún se inspiran principalmente de los sonidos de otras décadas. Pero se nota desde el principio que las experiencias de este último tiempo le dieron a los Giant una multiplicidad de nuevos puntos de vista. Ya no solo son ansias por conquistar; ahora ya conquistaron, y tienen con qué seguir dando batalla. Como dice Sebas en esta nota exclusiva con Indie Hoy: “esto recién empieza”.

¿Cómo suena el nuevo material? ¿Qué hay de nuevo respecto al primer disco?
Con el nuevo disco recién estamos en una etapa de composición. Justamente estamos en ese proceso, metiéndonos a grabar, y todo viene con un poco más de poder en el sentido de canciones más rápidas, tempos más rápidos. Si pensás en el primer disco es un poco pesado, con tempos para abajo, muy cerca del stoner. Vamos a seguir con nuestra esencia hard rock, pero le vamos a dar una visión más manija, como decimos los argentinos. En el sentido de que van a ser canciones para saltar, para el pogo. Ahora tenemos otra mentalidad, pensá que el primer disco lo grabamos en 2014 y venimos tocando hace mucho. Ya tenemos otra madurez hacia las canciones. Más allá de cómo va a sonar, también vamos a estar muy concentrados en la composición, la canción, ser inteligentes en no meter cosas de más. Hoy estamos en una industria vocal, todo pasa por ahí, por las melodías, así como en los ‘70 todo pasaba por las guitarras. Igualmente, justamente eso es algo que traemos de esa década. Digamos que vamos a pensar todo más hacia la canción, el songwriting, y no tanto en los riffs y los solos.

¿Cómo fue creciendo la banda y la relación entre ustedes en estos años, y luego de vivir experiencias más fuertes?
Crecimos mucho desde el momento en que arrancamos hasta hoy en día. Seguimos siendo las mismas personas, pero con otra madurez, otras cosas encima. Esto recién empieza, todavía no tuvimos ni la mitad de las experiencias que queremos y vamos a tener. Recién tenemos un disco, estuvimos de gira, pero queremos mucho más. Todo fue como una montaña rusa. Cuando te exponen a estas experiencias y logros grandes, que uno quizás no se imaginaba que lleguen tan rápido, cosas así… hay de todo, es como una familia, o cualquier relación. Crecimos mucho como amigos, hemos tenido peleas, y todo sirve. El otro día tocábamos en Nueva York y se sintió muy bien en el escenario. Había una energía que decía “listo, ya hicimos todas estas cosas juntos, nos quisimos, nos peleamos, pasó de todo… estamos listos para dejar todo”. En el escenario te motivás, teniendo en cuenta todo lo que pasó y todo lo que se viene. Las experiencias hacen crecer a la banda y a la relación también. Aprendés a convivir y a entenderte más.

Hacen un estilo musical que no tiene mucho que ver con lo que abunda hoy en festivales y listas de éxitos. ¿Cómo responde el público?
Coincido con eso pero hasta cierto punto. Sí, muchos festivales ponen mucho pop y demás, pero en mi visión el rock, el folk y el blues siguen dominando, más allá de que no sea a través de bandas de rock pesado como la nuestra, sino de una manera distinta. Tenés festivales con Jack WhiteThe Black KeysAlabama ShakesGuns N’ Roses como headliners. AC/DC y Roger Waters siguen llenando estadios. El rock está mucho en los festivales. Igual, entiendo y coincido con lo que decís: casi nunca hay muchas bandas de rock en los festivales. Quizás, no quiero decir que es una ventaja, pero nos está jugando bien. Caer a un festival y que no haya mucho de nuestro estilo puede hacer que la gente se encariñe con la banda, con un sonido clásico, con vernos tocar crudo, de verdad. No nos importó irnos para este estilo sabiendo que hoy era algo escaso; eso también a la gente le genera cierta energía, esa honestidad. Eso es lo que más nos hace salir para adelante. Y en los festivales funciona bastante.

Si bien la base está en el hard rock más clásico, ¿cuáles creen que son los elementos modernos que tiene la banda?
Ya el hecho de que esté Joao en la banda cambia todo. Sino seríamos un trío a guitarras y sin todos los espacios que le da el, modernizando todo. Agarramos un sonido de rock pesado y clásico, pero con nuestra manera de componer se creó algo más moderno. No diría que suena a un disco de los ‘70, ni en como está grabado ni nada. Tratamos de que sean riffs rockeros y melodías buenas, que puedan estar en algo más moderno. Si escuchás “The Cave”, es algo más de ahora. El nuevo disco lo estamos encarando queriendo algo así, y seguir evolucionando.

¿Qué música nueva están escuchando hoy en día?
Como siempre digo, soy muy terco con la música nueva. Por más que me muestren de todo, siempre sigo escuchando Hendrix, Clapton, los Stones, Stevie Ray Vaughan… después, todo lo que hace Jack White me interesa. Hace poco me estuve metiendo mucho en Royal Blood, que es este duo que la rompe toda. Me gusta Rival Sons, Gary Clark Jr., Alabama Shakes. A los chicos les gusta mucho Queens of Stone Age; todo lo que hace Dave Grohl, los Eagles of Death Metal… hay uno acá que se llama Chris Stapleton que es medio country, más acústico, y también la rompe. Trato de meterme en bandas nuevas, pero siempre en mi tiempo libre voy a estar escuchando blues y cosas así, que es lo que más llena.

Y entonces, ¿seguís investigando y descubriendo cosas nuevas en cuanto a rock clásico, música de otras décadas?
Sí, en los últimos tiempos estuve descubriendo la de Joe Walsh, que es un violero increíble, que terminó en los Eagles. Sí, hay bandas que siempre vas a descubrir. Hay una banda que tocó en Woodstock que se llama Canned Heat. Hay una entrevista que le hacen a Zeppelin en la que Robert Plant dice “antes de todo el rock que nosotros vinimos haciendo hubo una banda llamada Canned Heat que es la que hacía todo”. Siempre hay una banda de los ‘70 que te va a volar la cabeza.

¿Qué recuerdos se llevaron de Argentina y qué esperan de su regreso para el BUE?
La verdad que todos los recuerdos de Argentina son de los más lindos que tenemos como banda. Que para mí sea mi casa y a la vez sea uno de los lugares donde más nos reconocen es hermoso. Estamos en julio, y sé que en diciembre voy a estar tocando en el BUE, y eso me motiva. No me lo tomo a la ligera. Yo realmente lo siento. Estoy en el gimnasio escuchando música y mi cabeza está motivada porque voy a estar en un escenario en un festival en diciembre. Salgo a tocar en un show y proyecto todo lo que se me viene. Argentina es una de las grandes razones de esta motivación, de por qué esta banda se siente así. El año pasado Argentina nos dio todo, nos llevó al Lollapalooza, hicimos Niceto, la prensa nos tiró la mejor onda, conocimos a mucha gente; todos nos tiraron mucho amor y respeto. Que en el mismo año nos hayan invitado al Personal Fest y haber hecho Vorterix de esa manera, como la hicimos… y ahora volvemos para el BUE, conducido por alguien tan respetado y con mucha experiencia, como es Grinbank.

¿Qué diferencias hay entre cómo se recibe a la banda en Estados Unidos y en Latinoamérica?
Eso es una pregunta importante que tiene que ver con nuestra realidad de hoy. En un continente entramos en festivales grandes y en el otro aún tocamos en venues normales. Obviamente hemos tenido oportunidades grandes en Estados Unidos también, como lo de Jimmy Page, lo de Lynyrd Skynyrd, tocar en festivales en parques de Boston ante mucha gente. Hemos tocado por todas partes en toda la Costa Este; ahora estamos creciendo en la movida de Nueva York. Pero no es lo mismo. En Argentina y Latinoamérica somos una banda que toca en esos festivales, pero en Estados Unidos todavía no nos tocó tocar en un Coachella. Estoy seguro que nos va a pasar, porque trabajamos para eso. Si yo no confío en mí y en nosotros y en que podemos llegar a ese momento, ¿para qué lo estamos haciendo? Hay que seguir trabajando fuerte, sin esquivar atajos, para hacernos de abajo como todos. Y Latinoamérica, por suerte, no es que los hayamos esquivado, pero el hecho de que nos estén reconociendo así te ponen instantáneamente en un margen de atención que hoy está más allá que acá. Tenemos que hacer que eso rebote en todas partes.

¿Qué planes tienen para el futuro cercano?
Seguir evolucionando como grupo y como banda. Vamos a grabar un nuevo single este mes, preparándonos para mostrarlo posiblemente con un video, y como te decía estamos escribiendo el segundo disco. Que se viene fuerte y quiero que sea un disco impactante. Estamos también planeando la gira por Sudamérica en diciembre, tocando en Nueva York todos los meses y el año que viene, después de grabar el disco, saldremos por Estados Unidos a hacer una gira completa, hacer una campaña de prensa, y demás. Al fin del día es muy divertido poder hacer todos los días lo que a uno le gusta. Y si podemos hacerlo full time y viajar por el mundo, increíble. Si está antes se larga antes, pero creo que lo inteligente es laburar todo el año y arrancar el 2018 con un nuevo disco. Igualmente, vamos a caer al BUE con ya más de una canción grabada. Va a haber de todo en Argentina.

Stone Giant se presentará en la próxima edición del festival BUE, en diciembre. Más información.

Foto principal: Gialina Morten

Link: http://www.indiehoy.com/especiales/entrevistas/stone-giant-volver-argentina-siempre-una-motivacion/

Stone Giant, la banda del argentino que revivió a Zeppelin en EE.UU

Por

Lisandro Ruiz Díaz

 05/01/2016

Screen Shot 2018-01-04 at 12.31.58 AM.png

Sebastián Fernández (26) nació en la ciudad de Buenos Aires y de chico es fan del rock clásico de los ‘60 y ‘70. A los 20 años se colgó la guitarra y viajó a Boston a audicionar para el Berklee College of Music, donde ingresó para estudiar composición musical. Fue durante esos años cuando se juntó con un brasilero, un portugués y un chileno para dar forma a Stone Giant, una banda que trae la mística de Zeppelin y Sabbath a la época de los teléfonos inteligentes.

En marzo bajarán al sur para presentar su primer disco (Stone Giant, 2015) en los Lollapalooza de Argentina y Chile, y prometen hacer saltar a la audiencia latinoamericana con una fórmula a base de riffs, solos y aullidos que sacuden. Mientras, Sebas regresó por unos días a Buenos Aires para pasar las fiestas con su familia e Indie Hoy aprovechó para conversar con él sobre la banda y el sentimiento de regresar a su país a compartir este proyecto con sus compatriotas.

¿Cómo fue que migraste a Estados Unidos para estudiar música?
A los 18 terminé el colegio y me quedé tocando con una banda como hasta los 20. Tuvimos unos quilombos, me separé, y no sabía para dónde encarar. Tenía unos amigos que estudiaban en EE.UU. y me dijeron “Tenés que venir al Berklee”, así que me decidí, agarré la guitarra y me fui un día a Boston a audicionar. El porcentaje de los que aceptan no es muy grande; tenés que ir, presentarte y tocar algo. Te hacen leer música, un poco de todo. Básicamente es como una audición para que ellos vean si hay algo con lo que van a poder trabajar, después la teoría te la enseñan. Berklee es la universidad de música más grande de hoy en día; de ahí salieron John Mayer, Quincy Jones, y varios más. Vos ahí entrás sí o sí como instrumentalista, por más que vayas para aprender, ponele, el negocio de la música. Tenés que ser algún tipo de músico. Yo entré como guitarrista, aunque seguí una carrera llamada Songwriting, que es de composición musical pero no clásica, sino orientada al rock y pop.

Una vez ahí, formaste la banda con compañeros de clase. ¿Cómo se conocieron?
Como yo ya había tenido una banda acá, cuando me fui lo hice no solo con la idea de crecer como músico -que terminó pasando- sino también con la idea de conocer gente para formar un grupo. En el primer día de clases, en un momento, entra al aula un tipo con el pelo largo y una camiseta de Argentina. Llegaba tarde; saludó y se sentó. Yo pensé que era argentino, así que después de la clase fui y le pregunté: resulta que era brasilero. Quedé re loco, no entendía nada (risas). Ahí pegamos buena onda, nos pusimos a hablar y descubrimos que a los dos nos gustaba Led ZeppelinBlack SabbathJimi Hendrix. De hecho justo tocaba Roger Waters ese fin de semana y fuimos juntos a verlo. Y ese mismo día, como él tocaba el teclado, yo la guitarra, y los dos cantábamos, dijimos “bueno, formemos una banda de rock”. Tuvimos distintas formaciones hasta que se conformó el equipo que es hoy.

Fotografía: Nicolás Fernández

¿Cómo es la intimidad de una banda que tiene cuatro integrantes de cuatro países distintos? ¿Eso le aporta algo a la banda?
Lo bueno es que tenemos el español en común todos. Joao, el tecladista, es brasilero pero por codearse con la comunidad argentina de allá (que es muy grande) ya habla español, te entiende todo. Pedro, el de Portugal, no habla mucho, pero lo entiende. La verdad, igual, es que hablamos de todo, una mezcla de inglés, español, portugués. Quizás uno dice algo en un idioma y le responden en otro (risas).

¿El sonido “setentoso” de la banda fue una idea definida desde el principio o se fue dando?
Esas siempre fueron nuestras influencias máximas, y siempre tratábamos de ir por ahí. Al principio, cuando había otros músicos, tuve en cuenta el hecho de que la industria encaraba mucho al dance, y en un momento quise forzar el sonido hacia el lado del electrorock. Pero cuando dejamos de forzar el sonido y decimos “vamos a tocar lo que salga”, ahí es cuando sale de manera natural el sonido que tiene ahora Stone Giant.

¿Qué música escuchás vos? ¿Qué te influye? ¿Escuchás algo de música argentina?
Yo escucho siempre eso. Mis amigos insisten en mostrarme bandas nuevas, y qué se yo, pero cuando estoy solo, o en el auto, me gusta escuchar Clapton, Stevey Ray Vaughan, Jimi Hendrix. Escucho las mismas canciones cuarenta mil veces pero por más que me traigan cosas nuevas, soy muy terco con que me gusta mucho el blues. Cuando agarro la guitarra y no estoy con la banda toco blues todo el día, automáticamente. Algo nacional, escucho mucho a Pappo. Sobre todo la parte de Pappo’s Blues, todo eso, me re gusta. También El Reloj, La Renga, los Redondos, todo lo que tenga esa energía. Igual siempre fui más de la movida del rock clásico de los ‘60 y ‘70 en Inglaterra.

¿Cómo fue el 2015 en relación al lanzamiento de su primer disco y la gira por Estados Unidos?
Grabamos todo el disco en un estudio y después nos fuimos a Londres con Nico (el manager, también argentino) a masterizarlo en Abbey Road, una experiencia increíble. Ahí lo largamos y nos fuimos de tour. Estuvimos de gira por gran parte de Estados Unidos; básicamente manejamos desde Boston hasta Nashville haciendo Washington, Filadelfia, Carolina del Norte, y demás. Tocamos en un venue muy copado, The Fillmore, y terminamos pegando dos fechas con los Enanitos Verdes. Estaban allá y nos invitaron a abrir para ellos. Y como les gustó, nos invitaron al siguiente show también. Terminamos haciendo dos presentaciones para unas tres mil personas. Sin dudas fue de lo mejor de la gira.

¿Y cómo fue que terminaron tocando temas de Zeppelin ante Jimmy Page?
Es una historia muy loca, porque yo a los 17 años salía con una chica que luego de cuatro o cinco meses de relación me dijo que era la sobrina de Jimmy Page. Me llevó unos días creerle (risas). Un par de años después ella estaba en Londres y me dijo que vaya, y de paso podría conocerlo. Fui, llevé mi guitarra, estuve con él, toqué un par de temas con su hijo baterista, fue increíble. En el viaje de regreso en mi cabeza pensaba: “me lo voy a encontrar de vuelta, pero por mis propios medios”. Luego de hacer toda la carrera en Berklee, llegó el momento de la ceremonia de graduación y allá tienen la tradición de hacer una gran celebración, en un estadio grande en Boston, como para 10.000 personas, y traen artistas para darle un Doctorado Honorario. Han estado desde Steven Tyler, B.B. King, Willie Nelson, Sting, gente muy grande. Cuando me estaba egresando, el año pasado, le dije a la gente de ahí que yo tenía el contacto con Jimmy Page y podíamos hacer la ceremonia con él. Ni lo dudaron, lo puse en contacto y él aceptó. No quiso tocar, porque él solo lo hace con sus músicos conocidos, pero eso nos terminó favoreciendo porque yo terminé muy metido en la dirección musical, elegí a los músicos, y me metí con la banda a tocar. Terminamos tocando Led Zeppelin para miles de personas con Jimmy Page en la quinta fila.

En marzo se presentan en los Lollapalooza de Argentina y Chile. ¿Era una deuda traer tu banda a tu país?
Sí, más allá de que me fui o de que me guste tocar allá, siempre la fantasía era volver a tocar en Argentina. Pero me imaginaba otra cosa; pensaba volver a tocar en un barcito, en Palermo, donde sea, pero volver con los chicos a tocar. De la nada surgió que tocamos en Lollapalooza. Yo que con un bar estaba contento, vamos a venir a tocar a un festival así de grande, que era algo que capaz me imaginaba para dentro de cuatro años. Yo soñaba con estas cosas, me imaginaba, no sé, tocando un solo en un estadio… y de la nada algo parecido va a pasar. Así que es bastante grande para nosotros.

¿Qué esperás de esa experiencia? ¿Cómo te imaginás el recibimiento de la gente?
Eso me intriga mucho, porque todos los músicos que vienen dicen que el público argentino es uno de los mejores. Todas las bandas de rock que vienen terminan eligiendo Argentina para hacer sus DVDs, ya pasó con AC/DC o Roger Waters. Aún no sé a qué hora vamos a tocar, pero imagino que vamos a estar bien temprano, como una de las primeras bandas. Por ende no creo que haya la gente que va a haber a la tarde, pero no importa, estamos adentro, y vamos a romper todo. La situación va a sacar algo muy bueno de nosotros.

¿Van a aprovechar para tocar en otro lado además del festival?
Sí, estamos tratando de armar unos shows. Yo creo que vamos a arreglar una fecha más en cada país. Sobre todo porque vamos a estar como tres semanas por estos lados, vamos a venir diez días antes de la primer fecha para que los chicos conozcan Buenos Aires. Así que si bien esos shows no están confirmados, van a suceder.

Además de eso, ¿qué planes hay para el 2016?
Girar, ir con la banda a todas partes. Luego de Lollapalooza me voy a tomar un mes para trabajar en mi otro proyecto (una productora llamada Owl Master Booking, que organiza conciertos en Estados Unidos). Ya en junio, en el verano estadounidense, vamos a estar de gira otra vez por la costa este, y quizás la idea es engancharnos con el Lollapalooza Chicago, que es una posibilidad aún no cerrada. Lo importante es girar todo el 2016 y a fin de año arrancar a pensar en lo que será el segundo disco.

————-

Stone Giant se presenta el viernes 18 de marzo en la primer jornada del Lollapalooza Argentina, y el domingo 20 en su par chileno, junto a Florence + The MachineEminemAlabama ShakesNoel GallagherBabasónicos y muchos más. Además, sumarían al menos un sideshow en cada país, a confirmar.

Link: http://www.indiehoy.com/especiales/entrevistas/stone-giant-la-banda-del-argentino-que-revivio-a-zeppelin-en-ee-uu/

Encontro Multinacional

Screen Shot 2018-01-04 at 12.29.24 AM.png

Encontro Multinacional

Formado por músicos de origem latina, o Stone Giant busca um lugar ao sol na cena norte-americana do rock pesado

por PAULO CAVALCANTI

Em 2012, dois jovens estudantes sul-americanos se conheceram na Berklee College of Music, em Boston, Massachusetts. Distantes de suas terras, o tecladista brasileiro João Nogueira e o guitarrista e cantor argentino Sebastian Fernandez acabaram encontrando uma conexão por acaso. “Eu cheguei a uma aula de literatura atrasado, usando uma camisa da Argentina”, relembra Nogueira, nascido em Recife. “Então, o Sebastian veio falar comigo pensando que eu era argentino. Ele estava com uma camiseta do Pink Floyd e conversamos sobre música. Vimos que curtíamos as mesmas bandas.” Depois de irem juntos a um show do Roger Waters na semana seguinte, decidiram montar uma banda.

O Stone Giant começou a existir de verdade quando Nogueira e Fernandez aprovaram o baixista português Pedro Zappa e o baterista chileno Pepe Hidalgo. Rigorosos ensaios vieram e o quarteto começou a tocar no circuito de bares de Boston. Em 2014, o grupo foi selecionado para se apresentar em uma cerimônia de homenagem a Jimmy Page promovida pela Berklee College, na Aggannis Arena. Foi um momento definidor, segundo Nogueira. “Foi surreal. Estávamos juntos há pouco tempo, mas já nos víamos como os representantes do rock lá na Berklee.” Para ele, ter o guitarrista do Led Zeppelin na plateia marcou o início da carreira de maneira especial. “Ver o Jimmy sorrindo e curtindo enquanto tocávamos ‘The Ocean’ foi como ter os deuses do rock and roll nos abençoando logo no começo da jornada”, conta, animado.

Em 2015, o Stone Giant lançou o álbum de estreia, homônimo, gravado em Nova Jersey, no estúdio Water Music. “Escrevemos por volta de 30 canções e escolhemos 12 para entrar no álbum”, relata Nogueira. Eles seguem pelos Estados Unidos divulgando o disco e, segundo o tecladista, a recepção tem sido bastante positiva. “O pessoal está acostumado a uma música adornada de aspectos eletrônicos. Do nada, aparecem uns malucos tocando um som pesado e roqueiro. Os mais velhos se sentem em casa e os jovens se surpreendem.”

O quarteto já se apresentou nas edições chilena e argentina do festival Lollapalooza. “Foi um tesão tocar em um palco como aquele, seguido por bandas como Tame Impala, Alabama Shakes e Eagles of Death Metal”, diz o músico, que agora tem como prioridade trazer o grupo ao Brasil. “No Spotify e na nossa página no Facebook a quantidade de brasileiros é absurda. As pessoas mandam mensagem pedindo para a gente ir. Eu, pessoalmente, me sentiria muito realizado de tocar no meu país. Sou otimista e acho que uma visita ao Brasil pode rolar em breve.”

Link: http://rollingstone.uol.com.br/edicao/edicao-127/encontro-multinacional#imagem0

Stone Giant: la banda que formó un argentino en Berklee llega a Buenos Aires

La banda hard rock, formada por el argentino Sebastián Fernández en la escuela de Boston, desembarca por primera vez en el Lollapalooza 2016

Lunes 29 de febrero de 2016

Screen Shot 2018-01-04 at 12.26.50 AM.png

Fue noticia el 10 de mayo de 2014. El Berklee College of Music, famoso conservatorio de Boston en el que estudiaron estrellas mundiales, le otorgó un Doctorado Honorario a Jimmy Page en una ceremonia especial donde varias bandas de alumnos tocaron temas de Led Zeppelin como homenaje. ¡con el legendario guitarrista sentado en la fila 5! Entre esos afortunados -y acá viene el momento chauvinista- estaba Sebastián Fernández al frente de Stone Giant, grupo hard rock que comparte con un brasileño (Joao Nogueira, teclados), un chileno (Pepe Hidalgo, batería) y un portugués (Pedro Zappa, bajo). Se despacharon con "The Ocean", clásico de Houses of the Holy. Para el final del show, un combinado de todos los músicos cerró con "Stairway to Heaven" y Sebastián se encargó del solo de la canción. "Fue el mejor momento de mi vida", cuenta, sentado en un bar de Palermo, de paso por Buenos Aires. "Ensayábamos cuatro horas por día los temas. Ese solo lo practiqué durante semanas; me iba a dormir y lo tenía en la cabeza, me despertaba y seguía sonando, era una locura". ¿Y Page? "Estaba muy emocionado el chabón, se sintió honrado por la mención que le dieron, porque toda su influencia viene del blues norteamericano".

Rebobinando la historia, Sebastián es de San Fernando y se fue a estudiar a Boston en 2010, con la idea de armar su propio proyecto musical. "Me acuerdo que en una de las primeras clases, un profesor nos preguntó a cada uno para qué íbamos a Berklee y yo le respondí: 'Para formar un supergrupo'". Al primero que conoció ahí fue a Joao, un brasileño que llevaba puesta una camiseta de la selección argentina. Un día empezaron a hablar de sus bandas preferidas (Led Zeppelin, Black Sabbath, Pink Floyd) y nació la idea de juntarse a tocar. Después, sumaron a Hidalgo y a Zappa, y cerraron filas. El nombre del grupo surgió de unas criaturas del El Hobbit. "No soy muy fanático de la saga de El Señor de los Anillos, pero Joao fue a ver la última y volvió con esa idea. Nos gustó cómo sonaba", recuerda Sebastián. Escribieron 40 canciones (todas cantadas en inglés) y eligieron un repertorio de 12 para su primer disco. Lo grabaron en New Jersey y lo mezclaron en Abbey Road, con ayuda de un argentino que trabaja allá, Alex Lang. "No lo podíamos creer. Fuimos al famoso Studio Two y tocamos el piano donde se grabó 'Lady Madonna'. Muy surreal todo".

La posibilidad de presentarse en Buenos Aires como parte de la grilla del Lollapalooza 2016 significa mucho para Sebastián, que por primera vez va a poder mostrar en su país todos los frutos que cosechó estos años. "Es algo que siempre lo soñé. Yo me fui para allá, pero mi objetivo era volver acá para tocar. Y lo busqué, lo busqué mucho, es algo que me imaginaba que iba a pasar dentro de cinco años. Se dio todo muy rápido, fue una gran sorpresa", asegura.

¿Cómo es un día de escuela en Berklee? ¿Hay algo de School of Rock?

Hay de todo. Al haber nacido como una escuela de jazz, hay tipos que son unos animales y van a perfeccionarse. Algunos tratan de ser algo que no son. En mi caso, yo venía de tocar mucho Hendrix y Page, y ahí me la pasaba tocando Charlie Parker y Wes Montgomery. Me abrí al jazz, pero me estaba aportando algo que no quería. De un día para el otro, dije: "Chau, hago rock" y me focalicé de vuelta en lo que me gustaba.

¿El nivel es tan exigente como se cree?

Sí, pero si practicás el tiempo necesario, te va bien. No es lo que se imagina todo el mundo. Hay gente muy buena, y gente que se pierde y se va. Primero liquidás todo lo que es el "ear training", escuchar cosas y escribirlas, solfeo, armonía. Y después hacés una especialización, que en mi caso fue "songwritter".

¿Cómo era tu rutina?

Estaba full-time en la universidad, tenía clases todos los días, y después ensayaba con los chicos. Fueron cuatro años. Ahora estoy viviendo en Nueva York y tengo una productora de shows. Me encanta llevar artistas y producir eventos. Hemos llevado a Fito Páez y a Jarabe de Palo a Boston. A veces, si produzco el show de una banda de rock, meto a Stone Giant de telonero. Una vez le abrimos dos shows a los Enanitos Verdes, en Washington, frente a un público que era todo latino, ¡y pensaron que nosotros éramos yanquis!

¿Tenés algún referente nacional?

Pappo. Se los ponía a mis compañeros de la escuela y me preguntaban qué era eso, porque hay algunas suyas que son medio Hendrix, medio Black Sabbath. Nunca fui muy expuesto al rock nacional, siempre fui muy terco con el rock clásico. Mi profesor de guitarra, cuando era chico, fue Baltasar Comotto. Me daba clases cuando tenía su trío de jazz.

¿Cómo se preparan para el Lollapalooza?

Vamos a ir 10 días antes a Buenos Aires, quiero cocinarles un asado a los pibes y llevarlos a La Bombonera. Vamos a ser de las primeras bandas del festival, no sé cuánta gente va a haber. De chico escuchaba Eminem, así que tengo ganas de verlo. También a Noel Gallagher, porque estuve en el show de Londres que Oasis canceló y se separó. Y me gustaría hablar con los Eagles of Death Metal, después de la situación tan difícil por la que pasaron en París.

¿Qué planes tienen para los meses siguientes?

Girar, girar y girar. Vamos a tocar por Estados Unidos y Europa, en todas las ciudades que podamos. Quiero estar de gira todo el año.

Por Nicolás Igarzábal

Link : http://www.rollingstone.com.ar/1875369-stone-giant-la-banda-que-formo-un-argentino-en-berklee-llega-a-buenos-aires

Stone Giant en Vorterix: el principio de algo

Por Matías Ayerza | 28 de Octubre, 2016

Screen Shot 2018-01-04 at 12.23.37 AM.png

Después de tocar en el Personal Fest, los neoyorquinos dieron anoche un paseo de elite a través de todos los estilos desprendidos del blues rock, con la promesa de dar pasos grandes en la escena argentina. 

Stone Giant sabía que su paso por Argentina tenía que ser aprovechado de esta manera. Lo aprendieron después de tocar en el Lollapalooza y reventar un Niceto al día siguiente, frente un público que recién los conocía. Pero si aquella vez vinieron con el único objetivo de mostrarse –solo pasaron siete meses–, ahora la apuesta fue otra: llamar la atención de una industria argentina ávida de hard rock verdadero, y que tiene en el guitarrista argentino, Sebastián Fernández, una luz de esperanza. 

Con virtuosismo visceral, los neoyorquinos repasaron en Vorterix las canciones de su único disco homónimo, el mismo que masterizaron en Abbey Road y produjeron con Fernando Lodeiro (Paul McCartney, Lady Gaga, Esperanza Spalding, etc). Lo hicieron después de las aperturas de Siamés y de los ascendentes L.E.M.A.N.S., que tienen en su frontman –La Piwa- a un carisma performático puesto al servicio de sólidas canciones de rock. 

Abrieron con Wolf, una entrada agresiva y catártica sostenida por el riff de la Gibson SG y el guiño inconsciente a Yer Blues, de los Beatles. Porque las raíces de su estilo están desperdigadas por todas las décadas. La esencia blusera es aprehensible y Sebastián Fernández lo grita en Wizard, mientras Joao Noguerialo reafirma con esos colchones pesados de teclados en los que uno no termina de recostarse, porque enseguida se produce la descarga progresiva. Desde el concepto es una canción que mide la talla de Stone Giant: groove, distorsión y la base rítmica perfecta de Pedro Zappa –bajo- y Pepe Hidalgo –batería-. 
Enseguida vino The Cave, su hit en Spotify con 232 mil reproducciones. Si aprender a acumular energía es una unidad entera dentro del manual del blues, Stone Giant promocionó la materia. Lo sostuvieron con otras piezas como L.D.G., The Groove o Evil Son.

 

Además de temas del álbum, probaron canciones nuevas como On My Way –con destino de hit- y Nasty. La relación que está construyendo Sebastián Fernández con su público compatriota tuvo la celebración hacia el final, cuando el guitarrista bajó al escenario a abrazarse con su gente mientras sus laderos improvisaban una base descollante. 

La gira de Stone Giant por Argentina sigue hoy con el show en el Studio Theatrede Córdoba y el 29 en Elvis, Río Cuarto.

Link: http://www.billboard.com.ar/noticia/1497/stone-giant-en-vorterix-el-principio-de-algo

Stone Giant: rock de escuela

Por Matías Ayerza | 20 de Septiembre, 2016

Screen Shot 2018-01-04 at 12.20.40 AM.png

La banda del argentino Sebastián Fernández se abre paso en la escena norteamericana apoyada en sus diplomas de Berklee, su virtuosismo instrumental y su habilidad para moverse dentro de la industria. El 23 de octubre llega al Personal Fest.

La única manera de soportar el caos de tránsito en Nueva York es, para los músicos de Stone Giant, pensar en la fecha del día siguiente: van a tocar en elBank of Pavilion de Gilford, New Hampshire, a unos 400 kilómetros hacia el noreste, antes de los shows de Peter Frampton y de Lynyrd Skynyrd. Será otro ítem destacado de su joven pero ya nutrido currículum, en cuyo apartado de estudios se lee Berklee College of Music. Tener credenciales de este conservatorio de Boston –de donde también egresaron referentes como Quincy Jones, John Mayer o Steve Vai– es la carta de presentación más importante para la banda liderada por el guitarrista y cantante argentino Sebastián Fernández (27) y el tecladista brasileño Joao Nogueira (29), que el próximo 23 de octubre va a pisar escenarios locales por segunda vez en la última jornada del Personal Fest, compartiendo line-up con No Te Va Gustar, Cypress Hill, The Kooks y The Vaccines, entre otras. Significará el regreso después de haberse presentado este año en el Lollapalooza argentino y en Niceto Club a sala llena.

 

Tener credenciales del Berklee College of Music –de donde también egresaron referentes como Quincy Jones, John Mayer o Steve Vai– es la carta de presentación más importante para la banda.

Hacia New Hampshire viajan en su propia van. Son tres horas las que demanda cruzar desde Brooklyn hasta Nueva Jersey –Manhattan de por medio–, donde el baterista chileno Pepe Hidalgo espera que lo levanten antes de seguir hacia el norte (Hidalgo dará su último show antes de dejar la banda por motivos personales y ser reemplazado por el cubano Alejandro Enríquez Tarride). Para manejar, Sebastián se turna con Nicolás Boskis (29), el otro argentino, el mánager, que después de haber pasado por distintas facultades argentinas relacionadas con la música, emigró a Boston para estudiar Music Business en Berklee. A Nicolás le dicen “Borgui”: “Alguien una vez pensó que me llamaba así, y de ahí quedó para los amigos Borguinson –por la melena de Morrison– o Borguidamus –por mis estudios astrológicos–”.

En su álbum homónimo –el único hasta el momento–, Stone Giant sublima su libido de rock pesado y blusero que parece un redescubrimiento entre el polvo que dejaron los 70. Porque si la Gibson SG de Sebastián pone la cuota de riffs a loSteppenwolf, Vanilla Fudge o Blue Cheer, los teclados de Joao Nogueiraterminan por darle el tono progresivo que funciona como imán definitivo para nostálgicos. El disco fue producido por Fernando Lodeiro, el ingeniero de sonido venezolano que trabajó con artistas como Paul McCartney, Lady Gaga, Sting y Esperanza Spalding (con quien ganó su primer Grammy). Una vez terminado –en los estudios Water Music de Nueva Jersey–, lograron masterizarlo en Abbey Road gracias a Axel Lang, un agente argentino que hoy toca teclados con el Indio Solari.

El virtuosismo de Stone Giant, sobre todo en la interpretación del rock duro de bases, captó la atención de Jimmy Page [...] [Fernández] Compartió zapadas en la intimidad de la casa de Page y, a través de su gestión, el héroe de la guitarra recibió el Doctorado Honorario por parte de Berklee.

El virtuosismo de Stone Giant, sobre todo en la interpretación del rock duro de bases, captó la atención de Jimmy Page. Todo empezó a gestarse cuando Sebastián Fernández salía con una chica que resultó ser sobrina de su ídolo. A partir de ahí, el argentino comenzó a construir la escalera a su propio cielo: compartió zapadas en la intimidad de la casa de Page y, a través de su gestión, el héroe de la guitarra recibió el Doctorado Honorario por parte de Berklee, con un concierto especial donde Stone Giant se lució interpretando temas de Led Zeppelin frente a 10.000 personas, con el propio Jimmy Page en primera fila.

Hechos en Boston 

En una de las primeras clases que tuvo Sebastián, un profesor les preguntó a los alumnos para qué querían estudiar en un lugar como Berklee, un conservatorio al que ingresa solo el 30 por ciento de los músicos que aplican en el mundo. “Para formar un supergrupo”, respondió el guitarrista, que a los pocos días conoció a Nogueria, su primer socio en Stone Giant. El brasileño viaja en la última fila de asientos en la van y lleva puesta una remera celeste que reza “Socialism Sucks” [El socialismo apesta], con la misma tipografía que usa el Partido Demócrata. Es un liberal acérrimo, convencido y estudiado. Tan así que uno de sus proyectos paralelos se llama Los Académicos de Milton Friedman, donde se despacha con sambas políticas e irónicas, como la que le dedica a nuestra expresidenta en Por una Cristina.

“En la primera clase de inglés que tuve, vi a Joao entrar con una remera de Argentina. Tenía el pelo más corto, estaba sin barba. Más pinta de asesino serial”. Cuando Sebastián y Joao se conocieron, se encontraron con que compartían gustos por Led Zeppelin, Black Sabbath y AC/DC. “Ni sabíamos cómo tocaba cada uno, pero se abrió una puerta y nos juntamos a zapar”. Borgui es el copiloto durante el primer tramo. Detrás, en la segunda fila de asientos, viajan este cronista y Pedro Zappa (26), el bajista portugués, que se abstrae durante horas jugando con el celular a la versión más moderna del Snake. Las pocas veces que interviene con comentarios, lo hace acariciando su barba tupida y sugiriendo alguna canción para escuchar, con un tono suave y distintivo que no llega a ser femenino. “Soy una lesbiana en el cuerpo de un hombre”, dice cuando alguien hace mención a su personalidad sensible.

Pedro comparte tutoriales de bajo en YouTube y toca ocasionalmente para otras bandas. Es el más abierto a escuchar nuevas influencias y hasta grabó su propio álbum como solista –el conceptual The Connection– bajo el pseudónimo de “Flabergast”, en donde se percibe su interés por sonidos psicodélicos que remiten a Syd Barrett. Además de ser compañeros de banda, Sebastián, Borgui y Pedro conviven en un departamento del barrio de Bushwick, en Brooklyn, junto a un cuarto compañero, Felipe Campos (28), también argentino, también músico, también egresado de Berklee, y a quien se puede ver en YouTube cantando junto a Stone Giant la versión de The Ocean en el homenaje a Page.

Pedro Zappa se sumó a la banda por recomendación de Joao. “Y al Borgui lo conocimos antes, en la época del descenso de River”, recuerda Sebastián en referencia a la tarde del 26 de junio de 2011, cuando se cruzaron en una casa de Boston gracias a unos amigos en común. “Al principio no teníamos mánager. Yo me ocupaba un poco de conseguir los gigs, pero era medio paja. Borgui se consolidó en 2014, cuando se con confirmó el show de Jimmy Page. Enseguida empezó a mandar mails de prensa y consiguió una nota en TN”.

Después del éxito del concierto para Jimmy Page –y antes de instalarse en Nueva York–, Sebastián, Borgui y otros amigos argentinos se mudaron a una casa grande en Boston, que tenía su propia sala de ensayo. “Se convirtió en una casa de joda. Venía gente a zapar, a hanguear. Esa casa creó un movimiento de la gente que estaba en Boston haciendo música. La llamamos ‘La Querusa’, y ahí escribimos el disco”, recuerda el guitarrista, que canta en la banda desde que se cansó de mandarles las ideas a otros cantantes para que entendieran qué quería él desde la voz. “Naturalmente se terminó dando que yo tenía que entrenar para cantar. Al principio era medio choto, pero eso nos dio otro boost”, explica Sebastián. Haber asumido ese rol fue una señal de liderazgo, una reafirmación de aquel deseo que hizo notar desde sus primeros días como alumno de Berklee.

Link: http://www.billboard.com.ar/noticia/1383/stone-giant-rock-de-escuela

Stone Giant, argentina y extranjera

Por Matías Ayerza | 29 de Diciembre, 2015

Screen Shot 2018-01-04 at 12.17.30 AM.png

La banda, que va a debutar en nuestro país en el Lollapalooza, tiene como guitarrista al argentino Sebastián Fernández (26), que se formó en la escuela Berklee de Boston. Su experiencia estudiando afuera y el día en que conoció a Jimmy Page.

Cuando Sebastián Fernández se puso de novio con una chica a los 17 años, nunca pensó que sería la sobrina de Jimmy Page. A partir de entonces, construyó su propia escalera al cielo: tuvo la oportunidad de visitarlo en su casa en Londres y conocerlo en la intimidad de su familia. Además, fue el nexo entre el héroe de Led Zeppelin y el Berklee College of Music, el prestigioso conservatorio de Bostondonde Sebastián Fernández se formó como músico. Todo quedó registrado en un concierto donde Page recibió el Doctorado Honorario por parte de la escuela, y donde el argentino se lució tocando temas de Led Zeppelin frente a diez mil personas junto a su banda, Stone Giant. 

En marzo próximo, Fernández va a cumplir otro sueño: tocar por primera vez en la Argentina junto a sus compañeros extranjeros: el tecladista Joao Nogueira(Brasil), el bajista Pedro Zappa (Portugal) y el baterista Pepe Hidalgo (Chile). Y lo harán nada menos que en el festival Lollapalooza, donde presentarán temas de su único álbum hasta el momento, de atmósfera grunge y stoner-rock y masterizado en Abbey Road.

¿A qué edad entraste a Berklee?

Me acuerdo que entré y al toque cumplí 21. Saqué la visa de estudiante para entrar a Berklee y me fui. Por suerte, mi viejo me bancó. Él fue banquero durante muchos años y nunca me impuso una carrera. Quizás yo de chico flasheaba ser futbolista.

El Lollapalooza va a ser un primer paso grande en la Argentina…

Va a ser la primera vez que mis compañeros vienen. Yo arranqué la banda hace cuatro o cinco años con el tecladista apenas entré a Berklee, pero tuvimos mucho recambio. Recién hace dos años y medio que se armó el grupo definitivo. Estuvimos tocando mucho por Boston y por Nueva York. También hicimos una gira por la Costa Este, abriendo algunos shows para los Enanitos Verdes. Siempre me imaginaba volver, aunque sea para tocar en un barcito, pero tocar en el Lollapalooza va a ser increíble.

¿Cómo resultó para vos la experiencia en Berklee siendo un tipo más rockero?

Al entrar y ver tanto jazz, pensé que tenía que tocar sólo eso. Pero conocés de todo. Aprendés un montón de cosas que al principio te pueden aburrir, pero después se te meten en la cabeza y es increíble. Siempre fueron muy jazzeros, pero el rock tuvo su renacimiento, y siento que con Stone Giant hemos ayudado un poco. Nunca hubo algo tan rockero como lo de Jimmy Page.

 ¿Vos tuviste algo que ver con que se concretara su visita?

Tengo un contacto con él desde hace mucho tiempo, y se lo propuse a Berklee. Ellos entregan los Doctorados Honorarios, se lo han dado a BB King, a Steven Tyler, a Willie Nelson… a un montón de gente. Cuando les dije que era Jimmy Page, ni lo analizaron. Los puse en contacto y nunca me imaginé que se iba a dar. Jimmy dijo que sí. No quería tocar porque es muy selecto con eso, así que terminamos haciendo un concierto para diez mil personas en el estadio de Boston University, con él entre el público. Tocamos Led Zeppelin y otras cosas.

¿Qué dijo sobre el homenaje?

Le encantó. Yo lo veía todo el tiempo mientras tocaba, y lo veía sonreír.

¿Vos ya lo conocías personalmente?

A los 17 me puse de novio con una chica inglesa. A los cinco meses, me contó que era la sobrina de Jimmy Page [risas]. Yo era fan de Led Zeppelin, y en ese momento, más todavía. Fue una locura. A los 19, fui para allá y lo conocí. Estuve con su familia, todo. Cuando me vio tocar, se abrió. Vio que estaba en la misma onda. Me acuerdo perfectamente: yo estaba tocando y de la nada él venía, se acercaba y me miraba. Se copó y después me llevó en taxi al aeropuerto. Es fanático de Carlitos Tévez, de la época en que jugaba en Manchester [risas]. 

Imagino que, después de eso, te hiciste un buen lugar dentro de Berklee.

Hice contactos con todos, hasta con el Presidente del colegio. Fue una forma muy buena de terminar la carrera.

¿Qué planes tenés con Stone Giant?

Tenemos muchas ganas de girar. Después de tocar acá, vamos a volver a Estados Unidos para ver si podemos tocar en el Lollapalooza de Chicago. Quizás podamos ir a Europa, también. A lo mejor, con la prensa que podamos generar con Lollapalooza podamos hacer algunas fechas en Sudamérica. Lo ideal sería que una banda grande nos invite a abrirle toda la gira, como nos pasó con los Enanitos Verdes.

Foto: Nicolás Fernández

Link: http://www.billboard.com.ar/noticia/778/stone-giant-argentina-y-extranjera

BERKLEE GRADUATE SPEAKS ABOUT PLAYING IN FRONT OF JIMMY PAGE

DAVE LIFTON

May 12, 2014

Screen Shot 2018-01-04 at 12.11.58 AM.png

What's it like to perform Jimmy Page's solo on 'Stairway to Heaven' when the man himself is watching? According to guitarist Sebastian Fernandez, it was "like a spiritual adventure."

On Friday (May 9), Page attended the commencement at Boston's Berklee College of Music, where he was given an honorary degree. The ceremony closed with graduates performing a series of Led Zeppelin songs, including 'Good Times Bad Times,' 'The Ocean' and 'Whole Lotta Love.' The final song was 'Stairway' with a bit of 'Over the Hills and Far Away' in the middle. At roughly the 5:00 mark, Fernandez, who was in the graduating class, stepped forward for his moment in the spotlight and, as you can see in the video below, completely nailed the famous solo.

http://ultimateclassicrock.com/jimmy-page-berklee-concert/

Ultimate Classic Rock reached out to Fernandez to get the inside story. "It was really spiritual," he said. "The whole week, we were rehearsing a lot and the tension was building up. But once the day came, really, as soon as I got on stage, I felt a great energy. It was like being possessed. The energy was just amazing."

It may have seemed like a daunting task, but Fernandez knew he was up to the challenge. "I felt really flattered and honored to have that responsibility of playing those five songs," he added. "I actually wanted that responsibility because when I knew that the show was going to end with 'Stairway,' I told [the organizers], 'Hey, I know that solo perfectly,' so I was really glad to get it."

As the 24-year old guitarist performed, he noticed that Page was enjoying himself. "I was playing my solos and I could see Jimmy 10 rows from the stage," he continued. "Every time I would look at him, he was laughing. That felt really great. It was like a spiritual adventure. I didn't want to get off that stage. It was one of the best shows and nights of my life so far."

The two had actually met before in London five years ago through a personal connection. During the graduation ceremony, he re-introduced himself to his Page and received compliments on his performance and a hug from the legend.

Led Zeppelin News tweeted a picture of Page and Fernandez following the concert.

Screen Shot 2018-01-04 at 12.15.05 AM.png

 

Now that he's graduated, Fernandez is concentrating on his band, Stone Giant, which he formed in 2012 with fellow Berklee Class of 2014 graduate Joao Nogueira (keyboards), and Pedro Zappa (bass) and Pepe Hidalgo (drums), both of whom will graduate next year. They've recently been gigging around Boston and New York, and will soon be recording their debut album, with the hopes of touring South America in the near future. One listen to their song 'The Groove' reveals the influences of Deep Purple (in Nogueira's keyboards) and, in Fernandez's left-handed Gibson SG, Tony Iommi of Black Sabbath.

"We all have those influences, Zeppelin, Deep Purple, Jimi Hendrix -- all the classic rock," he said. "And we want to bring it back."

Link: http://ultimateclassicrock.com/jimmy-page-berklee-concert/

 

Berklee grad gets a chance to play 'Stairway to Heaven' in front of Jimmy Page, and nails it

May 16, 2014 · 11:15 PM EDT

Producer David Leveille

Screen Shot 2018-01-04 at 12.00.31 AM.png

Led Zeppelin's "Stairway to Heaven" — it's the guitar rock anthem of all time.

Overplayed? Perhaps. But not if you're Sebastian Fernandez.

He's a budding guitarist from Buenos Aires who just graduated from Berklee College of Music in Boston.

At a Berklee commencement program, Fernandez got the chance to play Stairway in front of Jimmy Page, who is, of course, lead guitarist for Led Zeppelin.

The next day, Jimmy Page commented on the student performances of several of his famous Zeppelin songs.

"What a spirit there is here," Page said. "The quality of musicianship that was shown last night was really moving, right across the different genres that were being played. Thank you so much for the interpretation of my music. That was really touching."

Sebastian Fernandez says he wasn't nervous playing on stage in front of Page. 

"I love playing live," he says. "I love the spiritual place that it takes me. I think I was really connected to that emotion. It just felt like great energy. I felt like I belonged there. I could see Jimmy while I was playing, so it was like living a dream but being conscious about it. It was probably the best show and moment of my life." 

Fernandez starting playing guitar at age 6, but didn't start listening to Led Zeppelin until he was a teenager. At Berklee, he honed his playing and now he's heading out into the world armed with his music and his Gibson SG Classic.

"I'm very happy to have graduated because I couldn't take going to class anymore," he says laughing. "That's enough for me, that's what I say. Now it's the real world. I know it's going to be hard work, but I like it. My main project right now is my band, Stone Giant."

Fernandez says his band's been playing a lot in Boston and New York and will be heading to South America, Portugal and other places to play some festivals. Stone Giant will also be releasing an album this summer.

Fernandez says he hopes to "actually become what I always envisioned."

https://www.pri.org/stories/2014-05-16/berklee-grad-gets-chance-play-stairway-heaven-front-jimmy-page-and-nails-it